Fondo de U$S 100 mil para desarrollos turísticos en Florida
julio 2, 2021
No da tregua el Covid-19 en Argentina: más de 600 muertes y 20.000 contagios en 24 horas
julio 2, 2021

El fuerte mensaje del presidente de Aguada; Alejandro Mazzeo

Queridos Aguateros/as:

He sentido la imperiosa necesidad de dirigirme a Uds. para contarles lo que siento en este momento a nivel personal.

Hace ya 10 años que me integré al grupo de trabajo que conforma la dirigencia del Club Aguada y coyunturalmente desde hace 8, tengo el honor de presidir. Sin dudas, junto con mi familia, es uno de los mejores regalos de la vida. Durante todo este tiempo hemos podido disfrutar en lo deportivo de muchísimas alegrías: a nivel local, estuvimos 7 veces entre los tres mejores equipos del torneo y en cinco de ellas llegamos a disputar la final, resultando tres veces Campeones.

En ese tiempo, el Club ha participado asiduamente de diversas competencias internacionales, obteniendo un Vice Campeonato de la Liga Sudamericana y una medalla de bronce en la Liga de las Américas. Además, ha sido distinguido en más de una ocasión por FIBA América como equipo referente del basquetbol sudamericano, siendo invitado especialmente por ésta a participar de sus competencias oficiales.

Como es natural, también hemos tenido algunas tristezas propias de toda competencia deportiva pero luego de eso, hemos intentado superarnos y volver con más fuerza, tal como siempre lo ha hecho nuestro club a lo largo de su historia.

Sin embargo, también hemos sufrido durante este tiempo, reiteradas situaciones generadas por un minúsculo grupo de personas que una y otra vez le han ocasionado a la Institución perjuicios y problemas de todo tipo. Basta decir que solo considerando los últimos cuatro torneos hemos recibido sanciones con pérdida de 9 puntos y de 22 cierres de cancha.

Su última “viveza”, en la que una persona salió lastimada y se puso en riesgo a muchas otras, le cuesta a Aguada comenzar sus 100 años de vida con 4 puntos menos y 6 cierres de cancha con todos los perjuicios deportivos y económicos que eso implica. Les puedo afirmar con propiedad que desde las diferentes Comisiones Directivas se han hecho un montón de acciones, muchas veces en solitario, para erradicar a estas personas del entorno de la Institución.

Sin embargo, todos los esfuerzos siguen siendo empañados, una y otra vez, por este grupo de irresponsables que poco quieren al Club. Muchos hacemos un esfuerzo personal enorme desde todo punto de vista y estas situaciones injustas cansan, dan bronca y ganas de abandonar todo. Nos desalientan por completo.

En el último tiempo, ya que institucionalmente no existía ningún vínculo, ni contacto con ellos y pese a la opinión y consejo de compañeros y amigos, decidí intentar desde un lugar exclusivamente personal, tratar de entender sus inquietudes, de eliminar rispideces, de poder escucharlos, etc.

Quise creer que podía existir un camino para que se reinsertaran de a poco en la vida del Club, creyendo que podrían aceptar las innegociables reglas de sana convivencia, pero fui un ingenuo porque volvieron a pagar con la misma moneda de siempre. Me siento dolido, decepcionado y muy molesto con todo ellos, fueron nuevamente ingratos, son dañinos, no son merecedores de decirse hinchas de Aguada, es mentira, no lo son. Son vándalos, patoteros, que se creen más importantes que el propio Club. Por suerte, cada vez son menos y cada vez están más solos.

Al resto, a los verdaderos hinchas, a ese enorme y maravilloso pueblo aguatero, mi compromiso con Uds. de redoblar esfuerzos para que, en sus 100 años de vida, volvamos a renacer y recorrer un nuevo siglo de vida, con la fuerza y calidad que merece ser el Club más popular del básquetbol uruguayo.

Gracias por permitirme este desahogo, lo necesitaba. Gracias por escucharme.

                                                                                                 Alejandro Mazzeo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *